TEDIPRIMA – SUSPENSIÓN Z, 100cc

Tediprima_Full
Tediprima – Suspensión Z, 100cc.

TEDIPRIMA – Suspensión z
Antibacteriano Modernos estudios clínicos han demostrado la eficacia antibacteriana de la trimetoprima, usada como medicación única. Su excelente tolerancia permite su administración durante períodos prolongados, lo cual tiene especial importancia en algunos tipos de infecciones, como por ejemplo, las genitourinarias, cuya tendencia a recidivar constituye una fastidiosa carga para el paciente y el médico. En las infecciones urinarias agudas, investigadores alemanes han mostrado que si bien se observa una igualdad terapéutica entre la trimetoprina sola o asociada al sulfametoxazol, los efectos secundarios son inferiores con la trimetoprima sola, por lo cual este tratamiento es preferible. Otros investigadores han experimentado con excelentes resultados la trimetoprima simple en infecciones respiratorias. La trimetoprima es un potente inhibidor selectivo de la dihidrofolato reductasa bacteriana y «constituye un descubrimiento mayor, con posibilidades terapéuticas de gran alcance».

COMPOSICIÓN
Cápsulas:
Cada cápsula contiene trimetoprima (D.C.I.) 160 mg; Exc.: celulosa microcristalina, silice coloidal, talco y estearato magnésico. Componentes de la cápsula: gelatina, amarillo de quinoleína (E 104), dióxido de titanio (E 171). Suspensión: Cada cucharadita (5 ml) contiene trimetoprima (D.C.I.) 80 mg; Exc.: celulosa microcristalina, parahidroxibenzoato de metilo (E 218), carboximetilcelulosa, sacarina sódica, sorbitol, polisorbato 60, aroma y agua purificada.

INDICACIONES
Infecciones bacterianas grampositivas y gramnegativas sensibles a la trimetoprima, en especial infecciones genitourinarias y respiratorias.

POSOLOGÍA
Adultos Dosis usual: Dos cápsulas al día, una cada doce horas. En algunos casos es conveniente iniciar el tratamiento con tres cápsulas al día, una cada ocho horas. La dosis de mantenimiento para largo tiempo puede ser tan baja como de una cápsula al día. Niños De 6 a 12 años: Dos cucharaditas al día, una cada doce horas. De 3 a 6 años: Dos medias cucharaditas al día. De 1 a 3 años: 1/2 cucharadita al día. Adultos Dosis mínima: Una cápsula al día. Dosis media: 2-3 cápsulas al día en 2-3 tomas. Dosis máxima: 4 cápsulas al día en tres tomas. Niños Dosis mínima: 1/2 cucharadita al día. Dosis media: Dos cucharaditas al día. Dosis máxima: Tres cucharaditas al día.

CONTRAINDICACIONES
Todos los preparados que contienen trimetoprima se hallan contraindicados en la anemia megaloblástica y en afecciones hepáticas graves. A pesar de que la trimetoprima se ha administrado a muchas embarazadas sin ningún efecto sobre el feto, se desaconseja su utilización en este estado, y, especialmente, durante los primeros meses. Se desaconseja asimismo en madres lactantes. La trimetoprima se halla contraindicada en prematuros y niños menores de dos meses. En pacientes con insuficiencia renal debe administrarse con cautela. En tratamientos prolongados, vigílese la fórmula hemática.

INCOMPATIBILIDADES
No se conocen.

EFECTOS SECUNDARIOS
Pueden presentarse aunque muy raramente, náuseas, gastritis y leucopenia. La tolerancia a la TEDIPRIMA es, en general, óptima.

INTOXICACIÓN Y SU TRATAMIENTO
Dosis altas de trimetoprima pueden ocasionar náuseas, vómitos y diarreas que desaparecen espontáneamente. En la intoxicación crónica puede presentarse depresión de la hematopoyesis debida a la interferencia del medicamento en el metabolismo del ácido fólico. Esta interferencia puede corregirse fácilmente con inyecciones de folinato cálcico. En caso de sobredosis o ingestión accidental, consultar al Servicio de Información Toxicológica. Teléfono 91 562 04 20.

ADVERTENCIAS
Advertencia sobre excipientes: Suspensión : Este medicamento contiene 1,75 g de sorbitol como excipiente por 5 ml. Puede causar molestias de estómago y diarrea. No debe utilizarse en pacientes con intolerancia hereditaria a la fructosa.

CONDICIONES PARA SU CONSERVACIÓN
Las habituales. No requiere condiciones especiales.

PRESENTACIÓN
Envase de 16 cápsulas. Frasco de 100 ml.

LOS MEDICAMENTOS DEBEN MANTENERSE FUERA DEL ALCANCE Y DE LA VISTA DE LOS NIÑOS