SILVEDERMA, Crema y aerosol

Silvederma
Silvederma, crema y aerosol.
SILVEDERMA 100 g_new
Silvederma, crema 10 mg/g.

Composición
Sulfadiacina argéntica. Aerosol y Crema al 1%.

Indicaciones
Antibacteriano tópico indicado en el tratamiento y profilaxis de infecciones dermatológicas producidas por gérmenes sensibles a la sulfadiacina argéntica. Heridas. Ulceras crónicas de las piernas. Ulceras por decúbito. Quemaduras.

Posología
Crema
En general, una aplicación diaria, con guantes estériles (en quemaduras importantes), de 1 mm de espesor en toda la superficie quemada vigilando que los intersticios de la herida queden bien recubiertos.

Aerosol
Una o varias pulverizaciones al día.

Efectos secundarios
Prurito, ligero escozor. Puede absorberse el 10% de la sulfadiacina y ocasionar los efectos secundarios de ésta. La tolerancia de Silvederma es, en general, óptima.

Contraindicaciones
En prematuros o recién nacidos de menos de dos meses, las sulfamidas pueden favorecer la aparición de quernícterus. En embarazadas y en pacientes sulfamidosensibles sopésese el riesgo.

Incompatibilidades
No se conocen. Absorción de la sulfadiacina a través de la herida: La vigilancia de los niveles plasmáticos de sulfadiacina absorbida no es necesaria, excepto, posiblemente, en pacientes con funciones hepática o renal deterioradas. En pacientes con deterioro renal, vigílese los niveles plasmáticos de sulfadiacina y especialmente, la presencia de cristales de sulfadiacina en la orina. El volumen de ésta debe mantenerse a 50-100 ml/hora mediante líquidos parenterales u orales. La absorción local de sustancias en los quemados es muy variable.

Presentación
Aerosol de 50 ml. Crema, tubo de 50 g., tubo de 100 g. y envase clínico de 500 g. El aerosol debe preservarse del sol y de temperaturas de más de 50ºC.