PSICO-BLOCAN, 60 Comprimidos

Psicoblocan
Psicoblocan, 60 comprimidos.

PSICONORMALIZANTE ANTICOLINÉRGICO. RIESGO DE DEPENDENCIA

El PSICO-BLOCAN asocia dos medicamentos de indiscutible eficacia y de acciones complementarias: el tranquilizante Clordiacepóxido y el largamente experimentado espasmolítico Escopolamina metobromuro. Esta asociación ha demostrado ser muy útil en una amplia gama de afecciones psicosomáticas que se presentan al médico diariamente.

COMPOSICIÓN
Cada comprimido contiene: clordiacepóxido clorhidrato (D.C.I.) 10 mg, escopolamina metobromuro (D.C.I.) 2,5 mg; Exc.: sulfato cálcico, talco, almidón de maíz, sílice coloidal y estearato magnésico.

INDICACIONES
En todos los estados en que interese estabilizar emocionalmente al paciente y suprimir al mismo tiempo los espasmos, especialmente los gastrointestinales y genitourinarios: Ulcus gástrico y duodenal, Gastritis, Gastroenteritis, Duodenitis, Cardiospasmo, Disquinesias biliares, Colon irritable o espástico., Diarreas, etcétera. Tensión premenstrual, Dismenorrea, Síndromes vegetativos neurodistónicos.

POSOLOGÍA Adultos:
Dosis mínima: 2 comprimidos al día. Dosis media: De 2 a 4 comprimidos al día. Dosis máxima: 6 comprimidos al día. Niños: (mayores de 6 años): Dosis mínima: 1/2 comprimido al día. Dosis media: 2 medios comprimidos al día. Dosis máxima: 3 medios comprimidos al día.

CONTRAINDICACIONES
Todos los anticolinérgicos se hallan contraindicados en los pacientes con glaucoma o con obstrucción del tracto urinario inferior.

INCOMPATIBILIDADES
No debe administrarse conjuntamente con otros anticolinérgicos, por posible potenciación de efectos.

RIESGO DE DEPENDENCIA
El uso de benzodiazepinas puede conducir a una dependencia. Esto ocurre, principalmente, tras la toma de forma ininterrumpida del medicamento durante largo tiempo. Para prevenir al máximo este riesgo deben tenerse en cuenta estas precauciones: – La toma de benzodiazepinas se hará sólo bajo prescripción médica (nunca porque hayan dado resultado en otros pacientes) y nunca aconsejarlas a otras personas. – No aumentar, en absoluto, las dosis prescritas por el médico, ni prolongar el tratamiento más tiempo del recomendado. – Consultar al médico regularmente para que decida si debe continuarse el tratamiento. Al cesar la administración puede aparecer inquietud, ansiedad, insomnio, falta de concentración, dolor de cabeza y sudores. No se recomienda, en general, interrumpir bruscamente la medicación sino reducir gradualmente la dosis, de acuerdo siempre con las instrucciones del médico.

EFECTOS SECUNDARIOS
En dosis normales son infrecuentes. Pueden presentarse ataxia, sobresedación, sequedad de boca, midriasis y estreñimiento. Suelen ser muy leves.

INTOXICACIÓN Y SU TRATAMIENTO
En caso de intoxicación por sobredosificación, manifestada, además de por los síntomas típicos atropínicos, por hiperpirexia, taquicardia y confusión, deben practicarse las medidas hospitalarias habituales de desintoxicación. Los síntomas periféricos pueden eliminarse mediante la inyección i.m. o s.c. de metilsulfato de neostigmina, 5 mg., que puede repetirse con intervalos. Adminístrese líquidos en abundancia. En caso de sobredosis o ingestión accidental, consultar al Servicio de Información Toxicológica. Teléfono 91 562 04 20.

CONDICIONES PARA SU CONSERVACIÓN
Las habituales. No requiere condiciones especiales.

PRESENTACIÓN
Envases de 30 y 60 comprimidos.

LOS MEDICAMENTOS DEBEN MANTENERSE FUERA DEL ALCANCE Y DE LA VISTA DE LOS NIÑOS